Guía para programadores para negociar un aumento de sueldo

16 de septiembre de 2015 Marc

salary

 

Vamos a reconocerlo, los ingenieros de software somos muy malos negociando salarios. Lo he visto en mis compañeros pero a mí también me ha pasado.

Además, la mayoría de los del sector somos inconscientes del valor de mercado del trabajo que realizamos. Por ejemplo, los de Ventas justifican su salario por el negocio/valor que aportan a la compañía. En cambio los ingenieros nos solemos guiar por nuestras necesidades económicas básicas. ¿Muy diferente no?

El razonamiento del ingeniero suele ser el siguiente:

    Necesito “x” € para vivir
+ Quiero ahorrar un poco
____________________
= El salario que merezco

Los desarrolladores y sobre todo los buenos desarrolladores son un bien escaso. Hoy en día en una ciudad como Barcelona o Madrid hay muchísima demanda gracias el florecimiento de las empresas puramente tecnológicas. Los sueldos están subiendo y si además tienes el linkedin actualizado seguro que te están contactando recruiters día y noche.

Y aun así parece que los ingenieros y desarrolladores de software no podemos remediar nuestra falta de vocación por los negocios y por ende a negociar un aumento salarial .

Meme esqueleto: ¿Pedir un aumento de sueldo? Mejor lo espero programando

Porqué pedir un aumento

Si eres ingeniero de software por vocación, seguramente te sientas a gusto con el trabajo que has escogido. Por suerte para nosotros, un ingeniero hoy en día puede escoger donde trabajar, sobretodo si estás en una ciudad media-grande. Si además estás trabajando en una startup, seguramente estarás utilizando las últimas tecnologías y disfrutarás programando. Pero, ¿por ello no mereces preguntar por una mejora de sueldo?

Recuerdo a compañeros de profesión diciéndome: “Es responsabilidad de la empresa darme el aumento sin que yo lo pida, si no lo hacen ya me buscaré algo” ¡Error! La empresa debería compensarte correctamente si no quiere perderte por razones de mercado. Pero si estás a gusto con todo menos con tu sueldo debes negociar un aumento YA. Es un error no hacerlo para ahorrarte el mal trago. Por supuesto que cambiar de trabajo puede ser bueno, pero también puede resultar ser un traspiés que te podrías haber ahorrado.

Entonces, ¿cómo se pide un aumento?

Cuando pedir un aumento

En realidad no importa cuando pidas el aumento, lo que importa es que te hayas informado muy bien y que estés preparado para negociar. Puedes ser tú quien lleve la iniciativa para hablar con tu jefe, o esperar a la revision periódica, aunque según en que empresa ya deberías saber si va a suceder o no en el corto plazo.

En cualquier caso, si lo que quieres es obtener resultados tienes que planear muy bien como vas a negociar. Hay muchos factores que entran en juego en una negociación de aumento de sueldo, pero casi todos los puedes averiguar antes de iniciar el proceso; tanto los tuyos  como los de la empresa.

Descubre cual es tu mejor alternativa

Es esencial que identifiques la mejor alternativa si la negociación no acaba en acuerdo. Un ejemplo de buena alternativa es una oferta de trabajo en firme de otra compañía. Conocer tu mejor alternativa si no llegas a un acuerdo te ayudará a reconocer dónde están tus limites de la negociación. En todo momento deberías tener la seguridad que si te levantas sin un acuerdo tienes ahí fuera una buena alternativa esperándote.

Aclaremos. Continuar en tu mismo trabajo, haciendo lo mismo y sin incrementar tu salario es una alternativa. Pero seguro que no es la mejor. Búscala y encuéntrala. Hoy en día los ingenieros de software lo tenemos muy fácil para encontrarlas gracias a linkedin,  indeed o JobsBCN donde encontrarás agregadas absolutamente todas las ofertas en Startups de Barcelona sin tener que acudir a otras webs.

Identifica cual es la mejor alternativa de la empresa

No solo pienses en tus puntos fuertes centrándote en ti. Piensa también que pasa por la cabeza del que está en el otro lado de la mesa.

¿Sabes lo que se gastaron en tiempo y dinero para encontrarte a ti en su día? ¿Sabes lo que se gastaron para formarte y que pudieras ser productivo en la empresa? Si están buscando a un ingeniero ¿sabes cuánto se están gastando para encontrarlo? ¿sabes desde hace cuánto tiempo lo andan buscando?

Si las respuesta a alguna de estas preguntas es “no”, entonces averígualo. Cuanto más conozcas los costes que puede tener para la empresa que tu te vayas, más seguro te sentirás de tus puntos fuertes en la negociación.

Ojo, es normal que caigas en la tentación de pensar que el trabajo en tu ausencia lo va a absorber otra persona del equipo. Pero esto no va a ser así, a no ser que la empresa esté en decrecimiento. Si la empresa que te emplea está decreciendo o tiene pocas expectativas de salir adelante entonces sí que te puedo asegurar que a día de hoy puedes encontrar una mejor alternativa muy fácilmente. El mercado de ofertas para ingenieros de software está en ebullición creciente, en todo el mundo.

Descubre que es lo que quiere tu jefe

Como ya estás dentro de la empresa, seguro que tienes mucha información sobre los problemas de tu jefe y sus objetivos principales. Conocerlos te ayudará en la negociación para poner tu trabajo y a ti mismo en valor.

Pero hay que ir un paso más allá. Tienes que averiguar que es lo que quiere tu jefe, que necesita. Vas a convertir a tu jefe en tu mejor aliado.

En la negociación no te centres en ti, céntrate en las necesidades de tu jefe, en como tú le puedes ayudar y en como ya le has ayudado en el pasado. Si tu jefe es un mando intermedio seguro que defenderá a capa y espada tu subida de sueldo, al fin y al cabo si te vas lo acabará sufriendo el más que nadie. En cambio, si consigue que te quedes, él será el principal beneficiario.

Cuantifica el aumento de sueldo.

No compares tu sueldo con lo que cobra un programador como tú en Silicon Valley, porque seguramente ahora mismo estás leyendo esto a miles de kilómetros de allí. Pensar en los salarios de otros lugares solo te hará sentir mal pagado y explotado. Allí donde estés ubicado, hay una ley de oferta y demanda que marcará las bandas salariales en las que puedes moverte.

Aunque es muy fácil informarse de los salarios de un determinado lugar, cada día me sorprendo más de lo poco informados que están los desarrolladores acerca de este tema. Por poco que preguntes a los compañeros de dentro y fuera de tu empresa deberías sacar algo de información. Si preguntas directamente por su salario exponiendo la razón de tu pregunta nadie se sentirá ofendido, como mucho no te darán el dato de cuanto cobran y ya está.

Además, ante la dificultad de encontrar candidatos las empresas están empezando a publicar rangos salariales en sus ofertas de trabajo de desarrollador. Busca esas ofertas.

No solo negocies con dinero

Hay muchas cosas que se pueden negociar aparte del dinero y que pueden provocar un salto cualitativo en el montante global. Por ejemplo, trabajar algunos días desde casa, días extra de vacaciones, tiquets restaurante, horarios de entrada, cambiar de tecnología o proyecto… Cada empresa es un mundo y existen temas en los que serán más receptivos que en otros.

Es importante que sepas explicar el cómo lo que pides beneficiará a la empresa. Por ejemplo, imaginemos que pides trabajar un día a la semana desde casa. Te interesa porque te permitirá ahorrar una hora y media en tiempo de traslado que podrás emplear en otras cosas.  Muy bien, pero tu debes centrarte en el beneficio para la empresa, no en el tuyo. En este caso el beneficio para la empresa sería que programarías mucho más rápido porque podrías estar concentrado unas horas sin las distracciones típicas de esa ruidosa oficina. A la empresa poco lo importa tu ahorro en desplazamiento, pero sí que le afecta que no puedas concentrarte.

Planteando los beneficios de tus peticiones para la empresa abres vías de entendimiento, pero antes tendrás que estudiar cómo tus peticiones encajan con sus beneficios.

Las Stock options

Si hablamos de startups también entran en juego las acciones (porciones de propiedad) sobre la compañía. Se trata de un mecanismo de retención de talento para las startup a cambio de un dinero potencialmente realizable en el futuro. Los beneficios en este caso pues también para ambos, empresa y empleado.

En Silicon Valley es muy común repartir acciones entre los empleados. Aquí algunas tambíen lo hacen, especialmente cuando buscan talento y contratan nuevos empleados.

Meme mentiroso: Si te pagan en stock options te harás rico

Hay que ir con cuidado si te ofrecen Stock Options en vez de aumento salarial. Soy bastante escéptico con este tema, o mejor dicho, soy realista. Las stock options pueden ser una parte muy jugosa de tu salario futurible. Pero a no ser que esté muy clara la salida a bolsa o la venta de la empresa debes tratarlo como un billete de lotería. Nunca veas las Stock Options como la razón y compensación única de tu trabajo, especialmente si el porcentaje que se te asigna sobre el total de acciones de la compañía es pequeño.

La razón de tratarlas como boletos de lotería es que estadísticamente solo un porcentaje infinitesimal de startups consiguen retornos en acciones que valgan la pena para un empleado raso. ¿Y si cae el premio gordo en tu startup ? Perfecto, pero yo no me jugaría la mayor parte de mi salario jugando a la lotería. ¿y tu?

Nuestro amigo Ricard Clau también escribió en este mismo blog sobre las stock options. Si te interesa conocer el tema más en profundidad te recomiendo que leas su post: Stock Options en startups – ¿Estafa o algo por lo que apostar?

No te pases de listo

En todo momento hay que ser cordial, se trata de una negociación, no una lucha sin cuartel. Nunca, jamás, caigas en lo personal.

Imagínate que te quedas por un aumento pírrico y encima te has ganado muchos enemigos en el camino. Eso sería un mal final para tu negociación y sobretodo sienta unas malas bases para tu futuro.

Ante todo, por muy fuerte y seguro que te sientas de ti mismo no hagas nada ni trates a nadie como no te gustaría que te tratasen a ti.

Inicio de la negociación

En estos momentos ya deberías tener una idea clara de cuales son los objetivos y problemas de tu jefe, así como los de la empresa. Con todo, la información que hayas recogido puedes idear un buen discurso explicando al jefe las razones por las que debería darte ese aumento. Enmarca tu argumentación en los objetivos que a él le importan y en como gracias a ti tendrá un trabajo mucho más fácil.

Te será muy útil estructurar tu discurso antes de entrar y sentarte a hablar con tu jefe. He aquí un ejemplo de estructura:

  1. Explica cómo has resuelto y ayudado en los problemas que le importan a tu jefe en el pasado y las ideas que concretas que tienes para seguir ayudando en un futuro.
  2. Habla de tu  baja retribución y argumentala con datos objetivos. Idealmente ya han entendido en el primer punto que el valor que aportas a la compañía es superior al de tu salario. Cualquier cosa que digas, hazlo impersonal, conciso y objetivo. Simplemente estarás citando datos, no como te hacen sentir estos datos.
  3. Pide explícitamente un aumento.
  4. Tu “discurso” debería durar 1 o 2 minutos, no más. Después de la exposición no digas nada. La pelota ya está en su tejado y les debería haber quedado muy claro que lo que estás pidiendo es un aumento.
  5. Ahora debes estar preparado para recibir una respuesta u opiniones sobre lo expuesto. No digas nada más hasta que ellos no expongan su punto de vista.

 

Practica, practica y practica

Hay que practicar mucho. Tanto tu discurso inicial como lo que dirás después de escuchar la respuesta del jefe.

MEME pinguino y foca: Pidió un aumento de salario sin haber practicado

 

Practica con personas diferentes. Tienes que ser persuasivo a la vez que se te tiene que notar muy seguro de ti mismo. También ayuda grabarse con una cámara, así verás tus propios fallos y tendrás la oportunidad de ponerte en el lugar de tu jefe. Parece una tontería pero no cuesta nada encender tu webcam. Pruébalo.


 

Esta guía es una adaptación para el mercado laboral español de The software engineers guide to negotiating a raise/ (english)

Compartir

Nuevas ofertas de empleo

Valencia

Senior QA Engineer (Audio Focus)
mayo 17, 2024
Desarrollador Frontend
febrero 15, 2024
Automotive Cyber Security Expert
febrero 15, 2024
Flutter Developer
febrero 15, 2024
Desarrollador Backend
febrero 15, 2024

Barcelona

Fullstack Engineer (Focus on Frontend)
mayo 23, 2024
Lead 3D Technical Artist
mayo 23, 2024
Senior Back-end Developer
mayo 23, 2024
Fullstack Engineer (Focus on Backend)
mayo 23, 2024
Jr. Software Engineer, Adobe Commerce
mayo 23, 2024

Madrid

Software Engineer - Golang
mayo 22, 2024
QA Automator
mayo 20, 2024
Java Senior Developer
mayo 20, 2024
Frontend Developer
mayo 20, 2024
Java Architect
mayo 20, 2024